Prentsa Aretoa

2018/06/28

Elizondo acoge la exposición sobre la 'Red Álava': mujeres invisibles, solidaridad y espionaje

Este viernes se inaugura en la Casa de Cultura Arizkunenea de Elizondo una exposición sobre la 'Red Álava': mujeres invisibles, solidaridad y espionaje, un desconocido grupo de espionaje en el que las mujeres vascas tuvieron un papel protagonista. La cita será a las 19.30 horas y se podrá visitar hasta el 18 de julio en horario de 17.00 a 20.00 horas.

rss Ezagutzera eman
Elizondo acoge la exposición sobre la 'Red Álava': mujeres invisibles, solidaridad y espionaje

ARGAZKIA JAITSI

Este viernes se inaugura en la Casa de Cultura Arizkunenea de Elizondo una exposición sobre la 'Red Álava': mujeres invisibles, solidaridad y espionaje, un desconocido grupo de espionaje en el que las mujeres vascas tuvieron un papel crucial. La cita será a las 19.30 horas y se podrá visitar hasta el 18 de julio en horario de 17.00 a 20.00 horas.

En la inauguración participarán el historiador y comisario de la exposición Josu Txueka y Bittori Etxeberria, autores de la biografía. Cuatro mujeres, la elizondarra Bittori Etxeberria, Itziar Mugika, Tere Verdes y Delia Lauroba lideraron  la 'Red Álava' entre 1936-1940, una organización clandestina de espionaje que realizó una importante labor de comunicación entre las cárceles y el Gobierno vasco en el exilio, al que también surtió semanalmente con información sobre el propio régimen de Franco e impidió detenciones, posibilitó huidas y logró frenar algunas ejecuciones.

Igualmente , hicieron una gran labor para dañar la imagen y reputación del régimen franquista en el resto de Europa: desmintiendo la versión 'romántica' que quería trasladar la dictadura al exterior.

La red se puso en marcha en septiembre de 1937 tras la toma de Bizkaia por parte del bando sublevado y la rendición del ejército vasco en Santoña (Cantabria). Tres de las cuatro formaban parte de Emakume Abertzale Batza (sección femenina de EAJ-PNV)  y contaban a su vez con familiares encarcelados. Mujika, dos hermanos, Verdes, otro, y Lauroba, a su marido, un capitán de gudaris del ejército vasco que acabaría fusilado.

El papel de estas mujeres resultó crucial en numerosos momentos. Nadie esperaba en aquella época  que estas valientes mujeres pudieran  estar implicadas en algo así.


Jarrai ezazu Gurekin
Next Euskadi
Aberri Eguna 2018
Alderdikidetu
Geroa Bai
Nafarroako Parlamentua